Columnas
Criptomonedas en Latinoamérica, de la especulación a la necesidad

Criptomonedas en Latinoamérica, de la especulación a la necesidad

Actualmente vemos cómo el mercado de las criptomonedas se ha dinamizado desde finales del año 2020, entrando en un ciclo llamado “bull run” o corrida de toros, animal asociado fuertemente a los mercados alcistas como el que estamos viviendo actualmente.

Este mercado alcista generalmente se asocia a la fuerte especulación que se vive por parte de personas que invierten en estos activos muchas veces sin realizar alguna investigación y tomando decisiones solo por el miedo de quedarse fuera (FOMO por sus siglas en inglés), más que por un análisis fundamentado.

Sin embargo, a diferencia de lo que vivimos en el 2017 con inversionistas retail, el mercado de las criptomonedas actual está siendo impulsado por empresas e instituciones que dan cuenta de la inversión en activos como Bitcoin por su capacidad de reserva de valor que permite protegerse de la inflación, así como una moneda o valor de carácter global. Así hemos conocido empresas como MicroStrategy, Square, Tesla y hasta la Latinoamericana MercadoLibre, adoptar estos activos para gestionar su patrimonio.

Importantes bancos de inversión en Estados Unidos han cambiado su visión sobre Bitcoin entre el 2017 y el 2021. Por ejemplo JP Morgan, su CEO Jamie Dimon manifestó públicamente su rechazo a Bitcoin en el 2017 y hace algunas semanas anunció que el banco habilitará la opción de operar con esta criptomoneda a sus clientes, junto con otros grandes bancos como Morgan Stanley, BNY Mellon, entre otros.

Lo anterior ya nos está indicando que Bitcoin y gran parte de las criptomonedas más relevantes del ecosistema ya están formando parte de la gama de activos a los cuales personas, empresas e instituciones pueden acceder con foco en ahorro e inversión.

Pandemia, una catapulta para la fuerza de las cripto

La pandemia sin lugar a dudas fue un punto de inflexión en la adopción de las criptomonedas, permitiendo visualizar su potencial real y la posibilidad de modificar el status quo del sistema financiero global.

El uso de las criptomonedas por parte de individuos como una forma real de protección contra la devaluación de su moneda local (inflación) se acrecentó en los últimos meses, como lo han sido los casos de Venezuela y Argentina. En este último país de hecho ya hay más de 1 millón de personas que cuentan con criptomonedas.

Actualmente el mercado de compra y venta de criptomonedas en Latinoamérica representa el 7% del comercio mundial con una suma cercana a los $25.000 millones de dólares, destacándose fuertemente países como Venezuela, Colombia y Argentina.

De hecho, acorde a un estudio anual realizado por la empresa Chainalysis, Venezuela actualmente es el 3° país a nivel mundial con mayor adopción de criptomonedas (1°en Latinoamérica), Colombia se encuentra en el 9° lugar, Brasil en el 13°, mientras que México se posiciona en el lugar número 39. Las principales razones de uso son, como ya lo mencioné, las remesas, protección contra la inflación y evitar las sanciones económicas, como las que afectan a ciudadanos argentinos y venezolanos por el mal manejo económico de sus gobiernos.

La fuerza de las remesas

Las remesas con criptomonedas se han acelerado producto de la pandemia, y es que, en un escenario de confinamiento obligatorio a nivel mundial, los inmigrantes se vieron imposibilitados para acudir a las oficinas de empresas que generalmente acostumbran a utilizar para el envío de dinero a sus países de origen, este hecho los orilló a voltear a ver Bitcoin y las criptomonedas como un medio de transferencia de valor, más que un activo especulativo. Por ejemplo, por una remesa de $200 dólares, el promedio de comisión es de 7%, llegando incluso hasta el 20% en servicios informales. Independiente el monto a transferir, hay criptomonedas que permiten esta transferencia de valor de manera gratuita, o en el caso de Bitcoin que puede rondar entre $1 hasta $5 dólares.

En el escenario anterior, los inmigrantes comenzaron a ver a bitcoin y otras criptomonedas la posibilidad de pagar cuentas de sus familiares directamente desde donde están ubicados, a través de diferentes empresas en Latinoamérica que entregan estos servicios.

Si a todo lo anterior, sumamos la posibilidad de ya poder usar las criptomonedas para ahorrar en plataformas que entregan un interés por prestarle a otras personas, similar a lo que serían las cuentas de ahorro, bajo el ecosistema de Finanzas Descentralizadas; podemos encontrar una larga lista para rendir cuentas del por qué la adopción de criptomonedas va mucho más allá de la mera especulación del precio, y se encamina más hacia usos reales por necesidades actuales como lo son las remesas, protección contra la inflación (ahorros), sanciones económicas, y más.

La invitación final es a mirar el uso de Bitcoin y el ecosistema de criptomonedas como el nuevo sistema financiero que se está creando, paralelo al sistema tradicional.


Columna publicada originalmente en Forbes México el 18 de Mayo de 2021.

Si quieres coordinar una reunión para ayudarte a adoptar criptoactivos a tu compañía, escríbenos en nuestra página de contacto.

Author

Cristobal Pereira

Cofundador & CEO de LatAmTech Finance. Director Académico de Blockchain Academy Chile y Director General de Blockchain Summit Latam. Más de 12 años de experiencia en el sistema financiero y desde el año 2015 buscando implementar innovación financiera a través de la tecnología Blockchain y Criptoactivos. Ha sido reconocido como uno de los personajes más influyentes del ecosistema iberoamericano por diferentes medios especializados.

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *